Aumenta la vida de tu disco cancelando las tareas de CHKDSK

CHKDSK es una importante utilidad de Windows diseñada para reparar errores en los discos duros. Puedes utilizarlo ocasionalmente cuando tienes problemas con discos duros en formato FAT y NTFS, pero también hay tareas programadas de Windows que lo ejecutan periódicamente. Sin embargo, con las últimas actualizaciones de Windows se ha cambiado la manera de gestionar los sistemas de archivos, y CHKDSK ya no solo no es necesario sino que de hecho es contraproducente en algunos casos. En este artículo te contamos qué ha cambiado y qué debes hacer para cancelar estas tareas programadas.

Si estabas usando una versión anterior de Windows, existían tareas programadas para ejecutar CHKDSK periódicamente en busca de errores en el sistema de archivos. Sin embargo, ese procedimiento ahora ya no es necesario debido al nuevo sistema de archivos que utiliza Windows 10, llamado «Resilient File System» o ReFS, un sistema de archivos que proporciona una mejor integridad de los datos al detectar con mayor precisión los daños en los archivos y que, de hecho, es capaz de corregirlos en tiempo real sin que el usuario tenga que hacer nada.

Obviamente, este artículo te interesará si acabas de instalar Windows 10 desde cero en su última versión y estás utilizando el sistema de archivos ReFS, ya que CHKDSK sigue siendo recomendado en sistemas de archivos FAT y NTFS.

Desactivar CHKDSK con el programador de tareas

Windows incorpora un completísimo programador de tareas que permite precisamente eso, programar tareas. Para acceder a él, pulsa sobre el botón Inicio y escribe «Programador de tareas», seleccionando la opción de Ejecutar como administrador.

En la parte izquierda deberás navegar a Bibliotecas del Programador de tareas -> Microsoft -> Windows -> chkdsk y en la parte derecha encontrarás si hay tareas programadas. Si ves que en la columna «Hora próxima ejecución» no aparece nada, es que no hay nada programado y no debes tocar nada.

En el caso de que sí que haya algo programado, simplemente pulsa sobre ello con el botón derecho y selecciona la opción «Deshabilitar».

Cómo desactivarlo utilizando el registro del sistema

Una de las maneras mediante las que puedes desactivar la ejecución de este programa es utilizando el registro del sistema. Para ello deberás pulsar sobre el botón Inicio y escribir «Editor de Registro» o «regedit». Pulsa sobre él y selecciona la opción de Ejecutar como Administrador.

Una vez abierto, en la ventana que aparece debes navegar a la siguiente clave de registro a través del árbol de la izquierda.

HKEY_LOCAL_MACHINESYSTEMControlSet001ControlSession Manager

Aquí debes buscar en la parte derecha el elemento llamado «BootExecute». Pulsa con el botón derecho sobre él y selecciona Modificar.

En la ventana que se abre debes asegurarte de que solo aparece la siguiente información de valor.

Si aquí aparece alguna referencia a CHKDSK, deberás eliminarla (sin tocar nada de lo demás), Aceptar y reiniciar el PC. Solo con eso ya lo habrás desactivado. Si no tenías la herramienta mencionada aquí puedes limitarte a cancelar y cerrar el registro de sistema, porque no te hará falta hacer nada más.

Siempre puedes seguir ejecutando CHKDSK manualmente

A pesar de que hayas desactivado las tareas programadas para CHKDSK, siempre podrás ejecutarlo a voluntad cuando quieras. Simplemente abre una ventana de símbolo del sistema (clic derecho en el botón de Inicio -> Símbolo del sistema (Administrador)) y puedes ejecutar el comando chkdsk como siempre.

Esto te servirá para poder detectar posibles errores en el sistema de archivos eventualmente y siempre que tú quieras, no mediante las tareas programadas de Windows.